LAS VENTAJAS DEL PISO FLOTANTE

Jueves 14 de Septiembre, 2017

Los pisos flotantes se han transformado en una tendencia en los departamentos durante los últimos años. Esta denominación se le entrega a las superficies que no van clavados a la estructura de base, ni atornillados ni pegados. Así, estos pisos se apoyan sobre una superficie firme, usando encastres y tablas.

Por ende, son la forma perfecta de cambiar el piso sin sustituirlo completamente. Esto porque los pisos flotantes no necesitan levantar el piso actual, ya que pueden instalarse “flotando” por sobre el nivel del suelo a través de pequeñas estructuras.


Otras de las ventajas de los pisos flotantes es que no necesitan de amortiguación para aislarlos de ruidos, debido a que se emplazan sobre una manta de poliestireno. Además, pueden ser utilizados sin problemas después de su instalación, sin esperas ni tiempo de secado.

Hay pisos de este tipo en distintos colores y tipos, contando con una gran resistencia a roturas. Asimismo, están adaptados a los sistemas de calefacción actuales y los cambios de clima.


Existen dos tipos principales de pisos flotantes:

- Laminados o melamínicos: la capa visible consiste en un laminado plástico, el cual simula la apariencia de la madera.

- De madera: la capa visible es una lámina de madera natural, que aceptan plastificados y pulidos de forma casi natural.

Gespania cuenta con departamentos con piso flotante en el dormitorio o totalidad de sus departamentos.

¡Aprovecha todas sus ventajas!

Fuente: ideasparaconstruir.com