PROYECTOS INMOBILIARIOS [INNOVACIÓN]

Domingo 24 de Mayo, 2015

Seducir a los compradores en etapas iniciales del proyecto. Ése es el principal uso de tecnologías de inmersión en los proyectos inmobiliarios, las cuales permiten recorrer la vivienda con gran precisión.

La realidad virtual inmersiva gana fuerza en las salas de venta inmobiliarias.

Ximena Muñoz, subgerenta de Comercialización y Ventas de Gespania cuenta que, por ejemplo, en su edificio Colour ubicado en avenida Las Condes con Fray Angelico, incorporarán esta tecnología a fines de mayo.

¿Las razones?

"Sabemos que más del 90% de la decisión de compra se toma en la sala de ventas y que justamente en dicho lugar es donde el cliente se lleva la primera impresión tanto del proyecto como de la inmobiliaria. Por esta razón, decidimos apoyarnos en herramientas tecnológicas para enriquecer la experiencia de compra del cliente y poder sumergirlo en el proyecto, para que conozca de manera vivencial aspectos tan importantes del proyecto como las distintas zonas del edificio, comenzando por la recepción, espacios comunes y departamentos", dice la ejecutiva.

Afirma que "el hecho de incluir tecnologías digitales contribuye a generar experiencias más reales y naturales, que le ayudan al cliente en el proceso de toma de decisión porque colabora en la optimización de entrega de información".

Cuenta Ximena Muñoz que el proyecto que están desarrollando consiste en la integración de tres programas o plataformas: Autocad, 3DMax y Unity. "Se partió desde los planos, los cuales se pasaron al software 3D, donde se levantó el proyecto con realidad virtual, se texturizó, se ambientó e iluminó, y luego se exportó al software donde se programa la experiencia inmersiva. La empresa que produjo las imágenes digitales fue Radical, agencia digital".

La ejecutiva cree que esta tecnología es una gran herramienta para complementar el piloto, sin embargo, no lo reemplaza.

"La gran ventaja es que nos permitirá vender proyectos mucho más en verde y sin que necesariamente tengamos que esperar a tener pilotos físicamente. Por lo tanto, esta tecnología apoya de manera muy efectiva el momento antes de tener los departamentos piloto; el cliente podrá conocer y vivenciar el departamento mucho antes".

Visión completa

Por su parte, Rodolfo Bambach, gerente comercial de Inmobiliaria Fernández Wood Vizcaya, cuenta que la ventaja de los sistemas de realidad virtual es la posibilidad de vivir la experiencia de recorrer el edificio y los departamentos en una etapa previa a su construcción.

"De esta manera, se logra apreciar los espacios, terminaciones y distribución, así como la vista real que va a tener el departamento desde la terraza. Esto ayuda a una mejor comprensión del proyecto de manera general y en detalle, aportando así a que los clientes tomen una decisión de manera más informada".

Afirma que la realidad virtual inmersiva permite al cliente tener la sensación de estar dentro de un departamento o casa, experimentar sus espacios, distribución y dimensiones, moviéndose libremente al interior de la vivienda. "Esto se logra a través de la generación de un conjunto de imágenes que, procesadas a través de un programa computacional, crean un espacio virtual igual a la realidad. Esta tecnología la usamos por primera vez en el Salón Inmobiliario del año pasado y la tenemos disponible para nuestros clientes en la sala de venta de los departamentos de Silvina Plaza, proyecto que está ubicado en la calle Silvina Hurtado, en Providencia".

Cuenta que la recepción entre quienes visitan la sala de ventas ha sido muy positiva, en primer lugar por lo novedoso, y en segundo lugar, porque les permite tomar una decisión de compra más informada.

Agrega que, en el caso de su experiencia, en la generación de estos espacios virtuales se emplean softwares gráficos de última generación, los cuales se visualizan en 3D utilizando un smartphone, un visor 3D especial y un joystick inalámbrico para desplazarse.

"Para tener una mejor experiencia, disponemos de una silla giratoria para que al momento de recorrer el piloto virtual sea más fácil y seguro para el cliente".

Las ventajas, asegura Rodolfo Bambach, son múltiples.

"Creemos que es una valiosa herramienta para ser más atractiva y real la venta en blanco y en verde, incluso es posible tener varios pilotos virtuales en una misma sala de ventas. Pero, sin lugar a dudas, muchas personas siguen tomando su decisión de compra una vez que visitan el piloto real, así que es difícil que llegue a reemplazarlo por completo".

Muchas opciones

La tecnología digital, dice Ximena Muñoz, de Gespania, llegó para quedarse. Y en diversos formatos.

"En el edificio Now, por ejemplo, uno de nuestros exitosos proyectos ubicados en Providencia, incluimos tecnología touchscreen, que es un sistema de pantallas touch en el cual los visitantes pueden autoinformarse accediendo a diversas áreas, tales como salones, espacios comunes e incluso, las vistas de los departamentos. Además, pueden revisar las características del proyecto, planos, renders, ilustraciones, entre otros. Para el visitante es muy fácil usarlo, porque utiliza el mismo principio de la tecnología touch, por lo que su uso es muy similar al de cualquier teléfono inteligente o tablet".

Cuenta que esa fue la primera sala de ventas de la inmobiliaria en la que incluyeron tecnología digital, ya que el perfil del público orientado a este proyecto es más vanguardista en lo que a tecnología se refiere.

"Otro beneficio de estas tecnologías es que permite que el cliente se atienda sin necesidad de solicitar ayuda al vendedor. Muchas veces sucede que los vendedores están atendiendo clientes, por lo que el sistema de autoatención de estas tecnologías permite minimizar los tiempos de ocio de quienes esperan su turno de atención. De todos modos, los precios y disponibilidad de cada unidad los entregan los vendedores", aclara.

  • Fuente: El Mercurio
  • Fecha: 24/05/2015